jueves, 29 de septiembre de 2011

Punto de concha

Una vez más nos reunimos en El Cafelito para practicar el punto de concha, base del que será nuestro futuro bolero, una chaquetita que descubrimos en el manual de Ganchillo Fácil (o difícil, según se mire) y que nos hemos propuesto como meta para desarrollar nuestras dotes. Un gran reto para una inexperta como yo a la que las abreviaturas de las instrucciones le suenan a chino.

Pero poco a poco vamos traduciendo el sánscrito y transformándolo en realidad al ritmo del jazz del Café. Ritmo de equilibrio donde combinamos preguntas y respuestas de éste nuestro tejer; de la vida; del momento; conversaciones dispares alimentadas por sonrisas, carcajadas; y en ocasiones silencios donde sólo el ganchillo habla.  

7 comentarios:

misperendengues dijo...

así que al final lo estás coleccionando... Hay cosas chulas, ya me contarás. Bechos

laramona dijo...

Sí, pero no veas qué careros... 4.95€!!! Que estamos en crisis, hombre... Me parece a mí que es mejor comprarse un libro o tatuarme los consejos ganchilleros de mi yaya, que sale más baratito... jejeje Muas

misperendengues dijo...

Mis mismas experiencias y anhelos (también quería ser Jorge). Menos mal que hce años que nuestros caminos se cruzaron. Muakas

Desmadejalamadeja dijo...

A mi me pasa lo mismo con los gráficos, no entiendo ni J... Voy loca intentando sacar los grannies de esos gráficos pero no hay manera... A ver si poco a poco vamos entrando...

Me gusta mucho este punto de concha ya tengo ganas de ver el bolerito acabado.

laramona dijo...

jejeje Menos mal que no soy la única... A veces tengo la sensación de que están escritos en chino y he de recurrir a mi madre en plan emergencia para que me los traduzca... Pero bueno, poco a poco... :-)

No sé cuánto tardaremos en "ganchillear" el bolerito (un siglo o dos tal vez jejeje), pero ya os lo enseñaré. Bechos

Anónimo dijo...

tiene muy buena pinta! Con el chino te vas a acostumbrar, te prometo. Y luego te saldrá más fácil seguir el chino que el texto escrito! Un abrazo
Frauke
(que todavia tiene que escribirte un correo - ¿me perdonas?)

laramona dijo...

No hay nada que perdonar, cosa guapa. Todos andamos liados con el día a día.
En cuanto al chino... No sé yo... jejeje Ayer me quedé bloqueada intentando traducir unas instrucciones y no hay manera... Ni mi madre las entiende, y eso que es toda una experta.
besote gordote